10 alimentos que puedes comer sin límite alguno

Muchas personas con problemas de peso sueñan con ello: darse un festín gastronómico sin aumentar de talla. No pocos, sin embargo, solo se pasan de la raya una vez, y al día siguiente su báscula registra un kilo de más, lo que resulta bastante frustrante. Pero si eliges el alimento correcto, puedes comer todo lo que quieras ¡sin tener miedo de subir de peso!

Guangzhou | traditsiooniline ananassipilt / the traditional pineapple eating photo

Los siguientes 10 alimentos no te engordan nunca:

1. Tomates

Pixabay 

El tomate no solo se utiliza en la cocina mediterránea para la preparación de una gran variedad de platos, sino que se ha convertido en la verdura (en realida, fruta) más consumida en países como España. Y no sin razón: los tomates tienen un buen sabor y son muy sanos. Además, como solo tienen unas 9 calorías por unidad, son ideales para cualquier dieta. Los tomates son ricos en licopeno, la sustancia vegetal que les confiere su típico color rojo. Se dice que el carotenoide (pigmento) reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares e incluso cáncer. El licopeno se encuentra particularmente en los tomates cocidos, en la pasta de tomate y los tomates enlatados.

2. Ensalada de pepino

Pixabay

El pepino también debe estar en el top 10 de la lista de alimentos que deben consumir con frecuencia aquellos que desean perder peso. Con sólo 24 calorías por cada 100 gramos, el pepino es uno de los alimentos más bajos en calorías, ya que se compone de un 95 por ciento de agua y, por lo tanto, también es muy refrescante. Además, la piel del pepino contiene vitaminas B, E y C, así como hierro, zinc, potasio, fósforo, calcio y magnesio. Una opción muy sabrosa para aprovechar las ventajas positivas de esta verdura es una simple ensalada de pepino.

3. Sandía

Imgur/mgsrex007

Las sandías están compuestas de agua principalmente (95 por ciento más o menos). Por esta razón, solo tiene 24 calorías y 8,3 gramos de fructosa por cada 100 gramos. Por lo tanto, es muy conveniente integrarla más a menudo en nuestra dieta cotidiana. Además, la sandía es rica en vitaminas C y A, así como en hierro. Especialmente en días calurosos, la sandía es un refrescante postre o tentempié bajo en calorías.

4. Zanahorias

Pixabay

La zanahoria es una de las hortalizas más cultivadas del mundo. No es de extrañar, ya que con 26 calorías por cada 100 gramos, esta verdura de color naranja es un saludable tentempié para matar el hambre entre comidas, por ejemplo. Además, las zanahorias contienen hierro, potasio, calcio y mucha vitamina A. Incluso una zanahoria de tamaño mediano es suficiente para cubrir las necesidades diarias de vitamina A. Investigadores de Gran Bretaña también descubrieron en un estudio que la sustancia vegetal falcarinol, presente en la zanahoria, puede proteger contra el cáncer.

5. Espinaca

Pixabay

"Come espinacas para que estés más fuerte", ¿o no es así? En realidad, las espinacas suministran mucho menos hierro de lo que la mayoría de las personas cree. Aporta solo 35 miligramos de este mineral por cada 100 g. Sin embargo, es extremadamente baja en calorías, solo 16 calorías por cada 100 gramos de espinaca. Contiene muchos minerales y vitaminas como ácido fólico, betacaroteno y vitamina C. No obstante, dado que las espinacas son ricas en ácido oxálico, fijador del calcio, el consumo excesivo puede provocar cálculos renales y alteración de la formación ósea. Por lo tanto, es aconsejable comer productos lácteos bajos en grasa si se consumen muchas espinacas.

6. Fresas

Pixabay

Ya sea en un batido o smoothie, en helado o en una deliciosa ensalada de frutas, las fresas son simplemente deliciosas. No tienes por qué guardar la compostura cuando tienes un plato de fresas enfrente ya que esta fruta roja tiene solo 32 calorías y 5,3 gramos de fructosa por cada 100 gramos. Además, el contenido de vitamina C de las fresas es incluso mayor que el de las naranjas. Las fresas también contienen mucho ácido fólico, calcio, potasio y magnesio.

7. Frambuesas

Pixabay

Se trata de una fruta con muchos talentos. Las frambuesas, al igual que las moras, pertenecen a la familia de las rosas y son ricas en vitaminas C, A y B. También contienen muchos flavonoides, que tienen un efecto purificador de la sangre, antiinflamatorio y antioxidante. Además, son excelentes para fortalecer el sistema inmunológico e incluso prevenir el cáncer.

Las hojas de frambuesa también pueden ser de gran utilidad para las mujeres. Favorecen la contracción del útero y estimulan el estrógeno, por lo que contribuyen a regular los cambios de humor, los dolores menstruales y las molestias premenstruales. Además estas hojas, que se toman como té o se administran como tintura, contribuyen a facilitar el parto. Las frambuesas solo contienen 4,6 gramos de fructosa y, por lo tanto, 43 calorías por cada 100 gramos.

8. Shirataki o fideos konjac

fgd

En Japón, los fideos konjac se utilizan desde hace mucho tiempo principalmente en sopas y guisos. Contienen glucomanano (la fibra de la raíz de konjac), una solución de hidróxido de calcio y mucha agua. Debido a su alto contenido en fibra, estos singulares fideos producen una sensación de saciedad duradera porque permanecen en el intestino por mucho tiempo. El nivel de insulina puede reducirse con los fideos konjac, ya que libera lentamente sus nutrientes en el torrente sanguíneo. Así que también te protegen contra el apetito voraz. Además, las fibras hidrosolubles de los fideos tienen un efecto prebiótico y, por lo tanto, ayudan a tener una flora intestinal saludable. Los fideos konjak contienen solo 8 calorías por cada 100 gramos. Así que puedes comer todos lo que quieras.

 9. Gelatina sin azúcar

jfgj

A veces uno tiene un gran antojo de algo realmente dulce. Así que un paquete de gelatina del sabor de tu elección endulzado con un sustituto de azúcar como estevia, xilitol o eritritol puede complacer tu dulce paladar con pocas calorías. Después de todo, la falta de azúcar hace que la gelatina solo contenga 8 calorías por cada 100 gramos. Por lo tanto, que puedes comer todas las porciones que quieras. La única desventaja: la gelatina no te salva de un ataque de hambre, ya que primero tienes que prepararla y dejarla en el refrigerador durante unas horas antes de poder consumirla.

10. Duraznos / melocotones

Pixabay

Esta fruta de piel tersa tiene un gran sabor y, con 42 calorías por cada 100 gramos y 8 gramos de fructosa, es definitivamente una de las frutas con menos calorías. Los melocotones son ricos en vitaminas A, B y C, calcio, hierro y potasio. Debido a su sabor tan dulce, son un excelente sustituto de los caramelos. ¡Estas sí que te pueden saciar un repentino apetito voraz al instante! 

Como puedes ver, hay alimentos que no engordan aunque se consuman en grandes cantidades. Otros alimentos extremadamente bajos en calorías incluyen la lechuga iceberg, los rábanos, los calabacines, el brócoli, el pimentón, el ruibarbo, la papaya, la nectarina y las grosellas. En el caso de la fruta, por lo general no se recomienda consumir más de 80 gramos de fructosa al día. De lo contrario, puede acarrear consecuencias negativas, como problemas circulatorios o digestivos.

 

Comentarios

Más de Nolocreo