11 señales de advertencia al comprar ropa

Mangas que se encogen, prendas que se deforman, costuras que se desintegran: incluso después de la primera lavada, las prendas te muestran si serán capaces de sobrevivir a la prueba del tiempo.  

Es importante prestar atención a ciertas señales de advertencia a la hora de comprar tu ropa, además de fijarte muy bien en el precio. De sobra está decir que si la camiseta de tu hijo es ridículamente barata, no es de buena calidad ni está fabricada con los más altos estándares. 

Arnold Scaasi Flame Coat

Cuando se trata de comprar ropa, aquí tienes 11 factores que tener en cuenta:

1. Residuos de pegamento

Los zapatos tienen que resistir el desgaste, y por ello es muy importante su proceso de fabricación. Los residuos visibles de pegamento son una de las señales inmediatas de una pobre manufactura. Por lo general, el pegamento se encuentra alrededor de la suela externa.

Si la suela y las partes individuales del zapato están cosidas, revisa si los hilos se han suturado bien, y están firmes y repartidos uniformemente. Para revisar la mano de obra, trata de separar levemente la parte superior del zapato de la suela externa; si la costura empieza a deshacerse o se separa fácilmente, entonces no se trata de un par de zapatos bien fabricados. En poco tiempo aparecerán agujeros.

La suela externa debe ser robusta; mientras que la interna, suave y cómoda. Presiona la suela interna con tu pulgar y revisa que los bordes estén lisos, que la superficie esté al mismo nivel y que se ajuste al zapato perfectamente. Si ignoras pequeños detalles como estos, tus zapatos se pueden convertir en una tortura poco después de ponértelos. 

Christian Loubouitn Original Quality Low 170516_417

2. Costuras sueltas

Ya sea que compres sostenes, blusas o faldas, siempre debes echarles un vistazo mientras estás en la tienda, antes de comprar la prenda. Las puntadas deben estar uniformes, a una distancia mínima y lo más firmes posible. Asegúrate que todas las costuras de la tela estén lisas, sin arrugas. ¡Esto aplica para el derecho y el reverso! Una máquina de coser trabaja con un hilo superior y uno inferior. Si los hilos no están ajustados correctamente, la costura solo se ve bien en la superficie. Dale un pequeño tirón, si se separa está mal hecha. Además, si la costura está algo torcida o dispareja; si hay hilos sueltos, puntadas flojas o áreas que están cosidas varias veces, entonces es mejor no adquirir el artículo. 

pint1

3. Tipos de costuras incorrectas

Nos interesa ropa con las costuras ordenadas, seguras y reforzadas y no con puntadas sueltas que desaparecen después del primer centrifugado. Las costuras en forma de zigzag para unir dos piezas de tela son una de las formas más rápidas y baratas de coser una prenda, excepto cuando el zigzag se usa para el acabado final en los bordes de camisetas y otras prendas ligeras. Las costuras de soporte son las que pueden lidiar con este tipo de tensión constante y requieren dos líneas de puntadas muy cerca de la otra. Las dos telas del dobladillo deben unirse y aparecer simétricas en ambos lados.

4. Diseños que no se alinean

Al igual que el papel tapiz, los estampados siempre deben coincidir sin problemas. Las marcas de gran calidad siempre se aseguran de que una prenda estampada parezca una sola pieza de tela, mientras que las firmas de baja calidad suelen saltarse este paso para ahorrar dinero. 

pint1

5. Tela extraña

Cuando doblas algo como un suéter, inmediatamente notas si el lado izquierdo coincide con el derecho. Si es así, se trata de una prenda de vestir bien hecha. Si no, la tela estaba asimétrica cuando la cortaron. La tela debe cortarse correctamente en un ángulo de 45 grados con respecto a la fibra recta para que envuelva de la mejor manera y se ajuste a la forma del cuerpo. 

6. Tela fina

Un vestido de verano debe ser ligero y una blusa de seda debe sentirse como un soplo de aire fresco cuando cae sobre tus hombros. Sin embargo, una tela con poco peso no tiene que ser necesariamente fina. Hay telas muy gruesas y robustas pero que son suaves al tacto. Coloca la tela contra la luz; si aparece irregular, desgastada o frágil, significa que es de baja calidad.

pint1

7. Seda artificial arrugada

La seda artificial es más barata y también se ajusta cómodamente al cuerpo. Sin embargo, existen grandes diferencias en la calidad del material. Cuando estés en la tienda, arruga la tela con las manos. Si las arrugas permanecen, es un indicador de la baja calidad del artículo. 

pint1

8. Cremalleras abiertas

A veces, una cremallera expuesta puede ser un accesorio para darle estilo a la prenda, pero por lo general, los cierres ocultos son una señal de una buena confección. Además, las cremalleras expuestas pueden dañar otras prendas con las que tengan contacto. Normalmente, las dos filas de la cremallera deben tener la misma longitud. Asegúrate de que cierre con facilidad y de que se quede lisa cuando te pongas la prenda, que no se arrugue. La cremallera no debe deslizarse hacia abajo si tiras de la prenda hacia arriba tomándola de los lados. 

pint1

9. Sujetadores blandos

Cuando compres camisas, blusas y pantalones debes revisar si las prendas tienen tela extra en la cintura o en el cuello, ya que esto les da estabilidad y te garantiza que la prenda no se deforme después de unas cuantas lavadas. 

10. Ojales desgastados

Una costura firme es fundamental para evitar que los ojales se desgasten; por lo tanto, deben estar reforzados con un hilo muy resistente. Ningún borde debe quedar desprovisto de costura. 

jeans buttonhole

11. Costuras que faltan en la parte de atrás

El torso superior no solo es un bloque plano y recto, y un buen diseñador siempre lo tomará en cuenta durante el proceso de confección. La ropa de calidad suele tener varias piezas cosidas a la perfección en la parte trasera para evitar que la tela se doble o arrugue. Sin embargo, te encontrarás con que varios fabricantes no consideran esta medida importante y, como consecuencia, la ropa no se adapta bien. 

pint1

Echa un vistazo en tu clóset y muy pronto desarrollarás un buen ojo para detectar a tiempo las prendas que no son de muy buena calidad. Las señales de advertencia que aparecen en esta lista te ofrecen un método muy práctico para reconocer la calidad de los artículos en las tiendas. La compra en Internet, en cambio, supone un reto aun más grande, pero siempre existe la posibilidad de regresar las prendas si no cumplen con tus expectativas. El control de calidad vale la pena y te permitirá ahorrar dinero a largo plazo. 

Comentarios

Más de Nolocreo