3 remedios caseros contra el olor a sudor persistente

Se trata de una situación muy desagradable: por la mañana sacas la ropa limpia del clóset, subes al autobús y disfrutas del sol que entra por la ventana. De repente notas un olor a sudor subiendo por tu nariz. Después de una mirada sigilosa a la izquierda y otra a la derecha te das cuenta del horror: ¡la fuente del hedor eres tú mismo! No es que sudes demasiado y además usas desodorante, ¿cómo puede ser?

pint1

La razón es que las bacterias se han asentado en tu ropa con el tiempo. Tan pronto como tu temperatura corporal sube un poco, comienzan a despedir vapores vigorosamente. Las prendas de algodón resultan especialmente afectadas.

Muchas personas lavan la ropa a 30°C o 40°C. Por regla general, esto es suficiente. Sin embargo, las bacterias sobreviven fácilmente a estas temperaturas, sobre todo si se utilizan los detergentes para ropa de color, ya que no contienen ninguna sustancia antibacteriana como el blanqueador.

Para prevenir este problema, algunas personas utilizan desinfectante para ropa. Aunque ofrecen esterilidad a partir de 15 °C, estos productos resultan costosos a largo plazo y además pueden desencadenar reacciones alérgicas. Por si fuera poco, son tóxicos para el medio ambiente.

  pint1

Afortunadamente, existen alternativas más suaves para combatir eficazmente el olor permanente en camisetas, blusas y suéteres:

1. Ácido

Las bacterias se eliminan muy bien con el ácido acético del vinagre. Para evitar que el tejido resulte dañado, diluye el vinagre (¡vinagre de mesa, no esencia de vinagre!) con agua tibia y deja la prenda en remojo durante una hora. Luego pon la ropa en la lavadora como de costumbre.

El ácido cítrico es ideal para camisas blancas, ya que tiene un efecto blanqueador adicional. Mezcla cuatro cucharaditas de ácido cítrico en polvo con un litro de agua tibia y deja la camisa en remojo durante una hora. Enjuaga con abundante agua.

pint1

2. Carbonato de sodio 

Otro verdadero asesino de las bacterias es el carbonato de sodio. Una cucharada es suficiente para 5 litros de agua fría. La ropa hedionda se remoja durante la noche y se pone en la lavadora al día siguiente.

pint1

3. Agua

Sí, el agua también puede combatir el olor de la ropa si está lo suficientemente caliente. Vierte agua hirviendo sobre las zonas malolientes (por ejemplo, en las axilas) antes de lavar.  Los tejidos de algodón, por lo general más sensibles, no suelen sufrir daños. Además, la ropa que permite 40 grados también puede lavarse sin problemas a 60 °C de vez en cuando. Siempre y cuando la máquina alcance esta temperatura, esto es suficiente para dejar las bacterias fuera de acción. Desafortunadamente, no siempre es el caso de los nuevos modelos de ahorro de energía.

Kettle

Cada vez tiramos más ropa a la basura. En promedio, ¡la ropa exterior se usa solo la mitad que en el año 2000! La producción de una camiseta consume una media de 6300 litros de agua potable y más de 3 kg de gases de efecto invernadero.

Guardar tus viejas camisas Chanel no solo es bueno para tu economía, sino también para el medio ambiente.

Créditos:

smarticular

Comentarios

Más de Nolocreo