Diseños tie-dye que querrás hacer: 3 ideas para darle color a tu ropa

Un armario lleno de ropa del mismo color es bastante aburrido, ¿no crees? Así que, ¿por qué no darle algo de vida a esas viejas camisetas blancas que adornan los estantes? Es muy sencillo: solo necesitas algo de tinte. Aquí te traemos tres técnicas de tie-dye, pruébalas y ve los resultados por ti misma. Guau, ¡es como si hubieras comprado un top nuevo!

Así se hace:

Para cada técnica, es importante empezar empapando la prenda en agua y bicarbonato de sodio. Piensa también de qué colores quieres teñir la ropa (y utiliza tintes para ropa). Sea lo que sea que quieras hacer, necesitarás para ello hilo dental, una rejilla de horno y papel de hornear para proteger la superficie de trabajo.

1. "Stripy tie-dye"

Para esta técnica, necesitarás un rotulador para tela además de lo que ya mencionamos arriba. Primero, dobla la prenda por la mitad y dibuja una línea diagonal a través de ella.

La línea sirve como punto de referencia para "arrugar" el top hacia arriba. Esta línea debe quedar cerca del centro.

A continuación, toma el hilo dental y átalo alrededor de la zona marcada en el centro del top. Repite el procedimiento varias veces hasta que la prenda parezca algo así como una salchicha.

Pon la prenda sobre la rejilla de horno y sigue las instrucciones del envase del tinte para ropa. Normalmente debes dejar asentar el tinte durante una hora. Para obtener el clásico efecto tie-dye, vierte el tinte sobre las zonas atadas de la prenda.

2. Teñir usando un rollo de papel de cocina

Como bien dice el título, para esta técnica necesitarás un tubo de cartón de los del papel de cocina. El procedimiento es similar al anterior, pero en este caso tienes que enrollar la prenda que quieres teñir usando un tubo de cartón.

Mantén la prenda sujeta al tubo usando una goma del pelo para evitar que se mueva. Ahora enrolla un trozo largo de hilo dental alrededor de toda la prenda.

Colócala sobre la rejilla de horno. Puedes teñir la mitad del rollo de un color y la otra mitad de otro distinto.

3. "Hooped tie-dye"

Para este método, coloca la prenda arrugada y toma una punta del centro. Ahora enrolla el resto de la prenda alrededor de este punto haciendo un círculo. Utiliza el hilo dental para fijar la forma circular y que no se deshaga, atando tres veces a intervalos regulares.

Coloca la prenda sobre la rejilla de horno y añade cuatro tonos diferentes de tinte en cada parte del círculo.

Lo mejor de estas técnicas es que puedes experimentar con colores, estilos y formas diferentes. ¡Deja volar tu imaginación!

¿Cuál es tu estilo favorito? ¡Pruébalos todos para ver cuál va más contigo!

Comentarios

Más de Nolocreo