Construye tu propia trampa casera contra mosquitos

Es de noche y estás acurrucado en la cama en completa oscuridad. Una ráfaga de fresco viento se cuela por la ventana y oyes las ramas de los árboles susurrando en el bosque. Poco a poco vas cayendo en un profundo sueño, cuando de pronto un molesto zumbido te roba la tranquilidad. Sabes exactamente de qué se trata y lo que quiere: tu sangre. Si solo se tratara de eso, podríamos incluso soportarlo. Sin embargo, los bultos que nos dejan los mosquitos en la piel pican y molestan. Con esta sencilla trampa, ningún mosquito se acercará a tu casa. 

Y recuerda: si dejas la ventana abierta por la noche, recuerda apagar la luz o poner una mosquitera. De esta forma, los molestos chupa-sangres no invadirán tu hogar. Aunque alguno logre colarse, esta trampa se deshará eficazmente de ellos. Una vez que el azúcar los atraiga hacia la botella, no tendrán escapatoria.

Comentarios

Más de Nolocreo