10 trucos con pegamento caliente. “¿Por qué no se me ocurrieron antes?”, te preguntarás

El pegamento caliente es un material básico para reparar objetos, elaborar trabajos manuales, construir maquetas o, incluso, para impermeabilizar instalaciones eléctricas. Pero los siguientes 10 trucos van más allá de estos usos que ya conocemos. Advertencia: ten cuidado al usar pegamento caliente. Como su nombre dice, el pegamento puede alcanzar una temperatura de 93ºC. No te olvides de tomar las medidas de seguridad apropiadas.

1. Trabaja sin interrupciones.

Una queja muy común cuando se trabaja con palos de pegamento caliente es que tienden a terminarse a medio camino. Antes de que ponerte manos a la obra, trata de pegar varios palos unos a otros por los extremos. Esto te evitará inconvenientes y pausas imprevistas durante tu proyecto.

YouTube/ Householdhacker

2. Reduce el ruido de los cajones.

¿Sueles despertar a todos en casa cada vez que cierras los cajones de tu cómoda? Trata de usar un poco de pegamento caliente para reducir el ruido de los golpazos. Coloca dos tiras pequeñas de cinta adhesiva dentro del cajón y aplica una línea de pegamento caliente sobre cada una. Asegúrate de que se sequen completamente antes de cerrar el cajón. El ruido intenso pasará a la historia.

YouTube/ Householdhacker

3. Protege las paredes.

Si abres la puerta con mucha fuerza, el pomo de la puerta puede dañar visiblemente las paredes. Pega cualquier tapa de tapa de plástico a un trozo de cinta adhesiva y después pégala a la pared de manera que quede alineada con el pomo de la puerta. ¡Ya no habrá necesidad de preocuparse por abolladuras en la pared nunca más!

YouTube/ Householdhacker

4. Pegar botones.

Es muy probable que te haya pasado esto si alguna vez has usado una camisa de vestir: de repente, se cae uno de los botones del pecho y te deja con un espacio demasiado grande en todo el centro. Si no cuentas con el tiempo ni con los medios para coserlo nuevamente en ese momento, trata de pegarlo con pegamento caliente. Después elimina el exceso de pegamento, ¡y estarás listo para salir!

YouTube/ Householdhacker 

5. Cuadros alineados.

Si tu objeto o cuadro favorito siempre cuelga de la pared un poco inclinado, haz lo siguiente: coloca una pieza de cinta adhesiva detrás del marco y pon un poco de pegamento caliente (preferiblemente, en las esquinas del marco). Deja que el pegamento se seque y luego cuelga la foto donde estaba. Quedará perfectamente recta y no se deslizará más. 

YouTube/ Householdhacker 

6. Reponer las patas de los aparatos.

Si uno de tus electrodomésticos de la cocina o cualquier otro aparato de casa se mueve hacia adelante y atrás porque se le ha caído una de sus pequeñas patas de goma, puedes reemplazarla con un puntito hecho de pegamento caliente.

YouTube/ Householdhacker

7. Reemplazar estabilizadores.

Lo mismo se aplica a las pequeñas piezas de goma bajo las mesas de vidrio: agrega un poquito de pegamento caliente en el soporte del vidrio y déjalo secar. ¡No más mesas temblorosas! Haz la prueba por ti mismo.

YouTube/ Householdhacker

8. Evita que la ropa se deslice del gancho.

Si alguna vez has tenido algunos de esos ganchos lisos, sabes qué molesto puede llegar a ser cuando la ropa se desliza y cae al suelo justo después de colgarla en el gancho. A veces tienes que colgar tu prenda una y otra vez hasta lograr que se quede quitar. Si esto lo has vivido en tu clóset, pon a prueba este truco antes de gastarte una fortuna en ganchos nuevos: coloca una tira de pegamento caliente en el gancho y deja que se seque completamente. ¡A partir de ahora, tu ropa se quedará en su lugar!

YouTube/ Householdhacker

9. El tapete de la entrada.

Algunas alfombrillas son todo un engorro porque constantemente se deslizan fuera de su lugar. Ahórrate la molestia de reajustar tu alfombrilla cada vez que sales de casa. Dibuja unas cuantas líneas grandes de pegamento caliente en el reverso y déjalas que se sequen. Muy pronto olvidarás los tiempos en que tu alfombra no paraba de moverse.

YouTube/ Householdhacker

10. Ajustar un anillo que te queda demasiado grande.

¿Alguna vez te han dado un anillo del tamaño equivocado? No hay problema. Aplica algo de pegamento caliente a la parte posterior del anillo. Sumérgelo en un pequeño charco de pegamento caliente. Luego retira el pegamento de la parte posterior del anillo, pero deja una fina capa transparente en el interior y espera a que se seque. Ahora debería ajustarse perfectamente a tu dedo.

YouTube/ Householdhacker

Aquí tienes el vídeo con todos estos trucos (en inglés):

¿Quién hubiera imaginado que una pistola de pegamento caliente podría ser tan útil? Pues bien, ¡ciertamente es un objeto muy útil para el hogar y además un excelente regalo!

Créditos:

contorion

Comentarios

Más de Nolocreo