8 trucos con tenedores que dejarán en evidencia a los demás cubiertos

Los tenedores son una de las herramientas más antiguas de la humanidad y se remontan a la Edad de Bronce. Sin embargo, el tenedor de mesa personal, tal como lo conocemos ahora, se convirtió en algo común en la antigua Grecia, el Imperio Bizantino y el Medio Oriente en el siglo X, aunque aún tomaría bastante tiempo antes de que se extendiera por América del Norte y Europa del Norte, gracias en gran parte a los italianos y su amor por la pasta. La fama del tenedor no solo es beneficiosa en la mesa del comedor, sino también en los proyectos cotidianos de artes, manualidades y bricolaje, como lo demuestran los siguientes 8 consejos y trucos.

1. Hacer un pompón

Necesitarás:

  • Tenedor de 4 puntas
  • Ovillo de lana del color que prefieras
  • Tijeras

Así se hace:

1.1. Atraviesa un pequeño trozo de cuerda a través del espacio medio del tenedor.

1.2. Envuelve otra cuerda horizontalmente alrededor de los dientes del tenedor, y luego corta la cuerda de la bola.

1.3. Guía un hilo vertical desde el principio hasta el final de la bola y ata los extremos entre sí.

1.4. Saca la bola del tenedor y corta la cuerda a cada lado del extremo anudado.

1.5. Recorta la lana que sobresale para que quede un pompón para decorar cintas para el pelo o para la cabeza.

2. Abrir latas

¿Por qué arriesgarse a romperse una uña o rasparse los dedos cuando hay una manera más fácil? Simplemente desliza un tenedor debajo de la lengüeta de metal y tira hacia arriba; la presión del tenedor hará el trabajo por ti.

3. Proteger flores y jardines

Puede que sean los mejores amigos del hombre, pero tu perro no es amigo de tu jardín. Para evitar que tu perrete huela y dañe todo tu trabajo duro, coloca unos tenedores en el suelo alrededor de la plantación. Esto evitará que tu mascota pisotee sus flores y se meta la nariz donde no debe. Se recomiendan tenedores de plástico transparente ya que son los menos perceptibles.

4. Hacer lacitos

Necesitarás:

  • Tenedor de 4 puntas
  • 2 cintas de tela en diferentes colores
  • Tijeras
  • Vela

Así se hace:

4.1. Guía la cinta de tela hacia adentro y hacia afuera a través de los dientes del tenedor. Cuando llegues al cuarto diente, pasa la cinta una vez más a través de los dientes, sobre la primera fila en la dirección opuesta. Repite esto varias veces hasta que cinco filas de cinta estén una encima de la otra, como se ve en la imagen.

4.2. Pasa la segunda cinta a través de las dos puntas centrales, a lo largo de las cinco filas, y ata la cinta con un simple nudo.

4.3. Tira de las cintas para sacarlas del tenedor y corta los extremos con las tijeras para que tengan la misma longitud. También puedes pasar los extremos de la cinta sobre la llama de un mechero para evitar que se deshilache.

Estos adorables mini lazos quedan perfectos para envolver regalos, además de para las pinzas para el cabello, los bolsos, los vestidos, los zapatos y muchos otros accesorios.

5. Rízate el pelo

5.1. Es hora de deshacerse de los costosos rizadores de pelo, ya que puedes hacer rizos fabulosos con nada más que agua y unos tenedores de plástico. Todo lo que tienes que hacer es humedecer el mechón de cabello y luego envolverlo todo alrededor del tenedor, asegurándote de que los dientes de la horquilla apunten hacia arriba.

5.2. Gira el tenedor hasta que no puedas girarlo más y luego empuja los dientes de la horquilla hacia abajo en tu cabello.

5.3. Una vez que tu cabello se haya secado, quita las horquillas y prepárate para saludar a los rizos de tus sueños.

6. Quitar un corcho de vino

¿Alguna vez te has preguntado cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos? Afortunadamente, con este truco es bastante fácil: simplemente inserta un clavo o un tornillo en el corcho y luego usa un tenedor para extraerlo. El tenedor sacará el clavo, que está unido al corcho, ¡y ahora puede comenzar la fiesta!

7. Empolvarte la nariz

Colócate un tenedor en la nariz como en la imagen. Pásate iluminador facial en polvo sobre tu nariz a través del espacio medio. Luego pasa contorno facial en polvo en tu nariz a través de los espacios de la izquierda y la derecha. Retira el tenedor y primero mezcla el contorno y luego el iluminador.

8. Quitar las abolladuras de la alfombra

Y, finalmente, un truco muy simple: quita las marcas de presión de los muebles de las alfombras gruesas pasando un tenedor sobre la abolladura, ya que esto aflojará el área y se aplanará.

¡Y tú que pensabas que los tenedores servían solo para comer! Comparte estas divertidas y útiles ideas con familiares y amigos para impresionarlos con tus habilidades manuales.

Comentarios

Más de Nolocreo