11 hábitos de personas con el apartamento siempre ordenado

Todos conocemos a una persona así: su apartamento está ordenado aunque nos acerquemos a horas intempestivas y sin avisar. ¿Cómo consiguen estas personas tener sus apartamentos ordenados en todo momento? ¿Cómo es tan sencillo para ellas mantenerlo todo limpio y ordenado mientras a nosotros nos cuesta tanto?

A menudo se piensa que les encanta limpiar y que cada tarde se pasan al menos una hora limpiando sus casas. Pero todo lo contrario: las personas ordenadas simplemente han interiorizado unos cuantos principios básicos de limpieza que cumplen a rajatabla en sus hogares. 

Fashionably clean

Apúntate los siguientes hábitos para poder mantener en el futuro un piso siempre ordenado y limpio. 

1. ¡Fuera procrastinación! 

La característica más importante de las personas ordenadas es que nunca dejan las cosas para más tarde: atacan el desorden de inmediato. Aunque en un primer momento sea molesto, al final no es para nada tan malo. Si no dejas nada para más tarde y lo ordenas todo enseguida, estarás evitando la acumulación de tareas para más tarde. ¡Estas no van a desaparecer como por arte de magia!

pint1

2. ¡Hazte una lista!

Si te haces una lista de cosas por hacer, ahorrarás tiempo y no permitirás que el caos se apodere de tu vida. Con una lista, podrás echar un vistazo rápido a todo lo que tienes que hacer y no se te olvidará nada. Hazte una lista de las tareas diarias y ve haciéndolas una a una. Así durante el fin de semana, tendrás más tiempo para tu familia y amigos, y no tendrás que pasar horas limpiando tu apartamento. 

3. ¡Haz del orden un hábito!

Las personas ordenadas no esperan a que sus casas parezcan un campo de minas para ordenar. En su lugar, convierten la tarea de ordenar en algo rutinario y cada día hacen un poquito. Por ejemplo, antes de irse a dormir doblan la manta que está encima del sofá o cuelgan la ropa de sus perchas por la noche en lugar de dejarla tirada en el suelo o una silla. Una vez que te hayas acostumbrado, se convertirá en algo rutinario y ya no te costará trabajo. 

pint3

4. ¡Aprovecha los tiempos de espera!

Mientras que la comida está en el horno o la colada en la lavadora, en lugar de sentarse a navegar por Internet, las personas ordenadas aprovechan el tiempo para limpiar la cocina, fregar el suelo o limpiar los espejos. Es decir, utilizan el tiempo inteligentemente para no tener que hacer tanto después de comer y así, como premio, pueden sentarse en el sofá relajadamente y con la barriga llena al terminar. 

5. ¡No recorras un camino en vano!

Las personas que tienen la casa siempre limpia nunca caminan por un cuarto en vano. Las migas de los snacks se recogen de inmediato, la taza de café de la mañana se coloca en el lavavajillas después de terminada y la basura se tira cuando tienen que bajar para cualquier otra cosa.  

pint5

6. ¡Suelos despejados!

Otro hábito fundamental de las personas ordenadas es que siempre dejan el suelo libre de objetos o ropa sucia. Siempre encuentran un lugar para todo donde no molesten. 

7. ¡Mantén los productos de limpieza siempre al alcance de la mano!

Para no malgastar tiempo buscando las bayetas o productos de limpieza, tenlos siempre bajo el fregadero o en la despensa. Así siempre te será más fácil empezar a limpiar porque siempre sabrás dónde está todo. 

pint7

8. ¡No te aferres a la basura!

Una figurita de cerámica por aquí, un candelabro por allá; todos tenemos algún que otro "acumulador de polvo" en casa. La gente ordenada está menos apegada emocionalmente a los objetos personales y considera cada compra en términos de los beneficios que le trae. A menudo utilizan un sistema en el que tiran un objeto en el momento en el que compran algo nuevo. De esta manera mantienen un equilibrio entre el orden y la variedad. Porque cuantas menos cosas tengas, menos tendrás que desempolvar o reacomodar y te ahorras mucho tiempo al limpiar. 

9. ¡Mantén limpias las superficies!

Las personas organizadas tienen aversión a superficies llenas de cosas. Por ello, ordenan a diario las encimeras, poyetes de ventanas y otras superficies, y tiran la basura enseguida. En sus pisos todo tiene su lugar. Así, se puede detectar y acabar con el desorden enseguida.

pint9

10. ¡Dale al trapo de vez en cuando!

Los habitantes de hogares ordenados limpian siempre enseguida y con más frecuencia que otros. Por ejemplo, friegan cuando se derrama agua enseguida y después de usar el baño, también pasan la bayeta. Así, no se acumula tanta suciedad de forma que su piso parezca desordenado o sucio. Además, así no tienen que pasarse horas limpiando para, por ejemplo, acabar con las manchas de grasa de la cocina o poder ver el color de los azulejos del baño de nuevo. 

11. ¡Ataca los cajones desastre!

Nadie es perfecto e incluso las personas más ordenadas tienen algún lugar por casa donde reina el caos. Normalmente se trata de cajones donde se acumulan los objetos más variopintos que uno quiere no ver por el apartamento y que acaban allí en lo que canta un gallo. Botones, gafas 3-D, encendedores y otros objetos que recogemos para usar en otro momento. 

pint11

Estos trucos son muy sencillos y te llevan menos tiempo del que crees. A la larga incluso te ahorran tiempo para poder hacer cosas que realmente te gusten. Si los conviertes en rutina, podrás tener siempre una casa ordenada y no tendrás que pasar el fin de semana entero limpiando. 

Comentarios

Más de Nolocreo