La popular planta de interiores que ayuda contra estos 4 problemas

Aloe vera: un antiguo remedio natural que todo el mundo conoce. Para otras personas, en cambio, solo es una planta más en la sala de estar. Pero sirve para más cosas que simplemente decorar el espacio. Esta planta "milagrosa" -también llamada sábila- se utiliza para tratamientos de belleza, para relajarse e incluso como complemento alimenticio. Te mostraremos 4 trucos de aloe vera que te harán la vida más fácil.

1. Crema facial

Vas a necesitar:

  • 2 hojas de aloe vera
  • 100 ml de leche
  • 100 ml de aceite de almendra
  • Unas 10 gotas de aceite esencial

Se hace así:

1.1. Corta dos hojas de la planta, colócalas en posición vertical en un vaso alto y déjalas reposar durante unos 15 minutos hasta que se haya formado una capa viscosa de color amarillo pálido en las superficies cortadas.

1.2. Enjuaga el líquido viscoso, coloca las hojas a lo largo sobre una tabla y corta los bordes de las hojas con un cuchillo afilado. Retira lentamente la parte superior de las hojas, raspa la pulpa o el gel de las hojas con una cuchara y ponlo en un tazón.

1.3. Añade en el mismo recipiente la leche, el aceite de almendras y unas gotas de aceite esencial. Haz un puré con los ingredientes y la ayuda de una trituradora eléctrica y luego viértelo en un frasco sellable. Tu crema contra la piel seca está lista. 

2. Cubos de aloe vera para enfriar la piel

Vas a necesitar:

  • 2 hojas de aloe vera
  • 500 ml de agua
  • Bandeja para cubitos de hielo

Se hace así:

2.1. Corta las dos hojas de aloe vera longitudinalmente, como si la estuvieras fileteando, y raspa de nuevo la pulpa. Ponla en un bol y añade agua.

2.2. Hace puré con los ingredientes y luego vierte el líquido en los compartimentos de la bandeja de cubitos de hielo. Métela al congelador y después de unas horas podrás sentir el efecto beneficioso de la sábila o aloe vera en tu piel.

3. Espray refrescante para el cuerpo

Vas a necesitar:

  • 2 hojas de aloe vera
  • 100 ml de agua
  • 10 ml de alcohol etílico

Se hace así:

3.1. Para este espray perfumado natural se necesita de nuevo la pulpa de dos hojas de aloe vera. Ponla en un colador y deja que el agua del grifo corra por encima.

3.2. A continuación, vierte la pulpa que acabas de enjuagar en una taza dosificadora y agrega 100 ml de agua. Agrega el etanol. Vuelve a mezclar todo con una trituradora de mano y vierte el líquido en un frasco con atomizador pequeño. El espray corporal fresco está listo.

4. Mascarilla facial

Vas a necesitar:

  • 4 hojas de aloe vera
  • 1/2 aguacate
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharaditas de miel
  • 2 cucharadas de avena

Se hace así:

4.1. Pon la pulpa de 4 hojas de aloe vera en un recipiente. Agrega la mitad de un aguacate, aceite de coco, miel y copos de avena. Haz un puré con la mezcla hasta obtener una consistencia cremosa. La máscara facial está lista para limpiar tu piel y eliminar las bacterias.

Como ves, es muy fácil y rápido combatir la piel seca, aliviar el dolor de quemaduras de sol, darle a tu cuerpo un aroma fresco y limpiar y suavizar a fondo tu rostro gracias a esta planta prodigiosa. ¿Cuál es nuestra conclusión? Que el aloe vera o sábila -en cualquiera de sus presentaciones- no debe faltar en ningún botiquín.

Comentarios

Más de Nolocreo