4 trucos con botellas de plásticos para amantes de las plantas

Las botellas de plástico han dejado atrás su popularidad de antaño, ya que son unas de las responsables de la acumulación de basura en el mundo. Para no tener que tirar las botellas que ya tienes, te dejamos 4 trucos para usarlas para tus plantas. ¿Sabías que puedes hacer un jardín de hierbas vertical con 3 botellas vacías? ¿O qué tal un "invernadero" para tus cebolletas, fantásticas en ensaladas o sopas? Velo por ti mismo:

1. Jardín de hierbas

Necesitas:

  • 3 botellas de plástico vacías
  • Cúter
  • Destornillador
  • Mechero
  • Cordel
  • 6 ganchos
  • Gránulos de arcilla
  • Tierra
  • Hierbas

Pasos:

1.1. Primero, corta un gran rectángulo en cada botella con un cúter. 

1.2. Calienta un destornillador con un mechero y haz dos orificios, encima y debajo del rectángulo recortado, en la parte anterior y posterior de la botella. Estos orificios servirán para luego colgar la botella. 

1.3. Haz 5 orificios más en la parte posterior de la botella. 

1.4. Pasa dos cordeles de la misma longitud por los dos orificios de la parte superior e inferior de la botella. Haz en cada extremo un nudo dejando un bucle. Los cordeles para la botella, que luego colgará en el centro, necesitan al menos 4 nudos en total para que puedan colgar en los ganchos de arriba y agarrarse a dos ganchos abajo 

1.5. Pasa un gancho por cada bucle de cordel. 

1.6. Llena la botella con gránulos de arcilla y tierra para macetas. 

1.7. Coloca las hierbas sobre la tierra. 

1.8. Cuelga el jardín de hierbas de una ventana para que las hierbas reciban suficiente luz. 

2. "Invernadero" para cebolletas

Necesitas:

  • Una botella grande de plástico
  • Cúter
  • Destornillador
  • Mechero
  • Fieltro
  • Tierra para plantas
  • Cebolleta

Pasos:

2.1. Corta la "cabeza" de la botella de plástico grande. 

2.2. Calienta el destornillador con un mechero.

2.3. Haz 24 grandes orificios alrededor de la botella (6 en cada lado). 

2.4. Haz otros 4 orificios en la base de la botella. 

2.5. Corta un trozo de fieltro y colócalo al fondo de la botella. 

2.6. Coloca una primera capa de tierra en la botella. Corta la parte superior de la cebolleta y colócala directamente detrás de uno de los orificios de la botella. Repite con todas las cebolletas y el resto de la tierra hasta que la botella esté llena y haya una cebolleta tras cada orificio. 

2.7. Corta las 4 últimas cebolletas y colócalas verticalmente sobre la tierra para que lo verde crezca hacia arriba. Después unos días verás lo rápido que crecen las cebolletas. Perfectas para ensaladas y sopas.  

3. Autorregador para plantas

Necesitas:

  • Botella de plástico
  • Cúter
  • Destornillador
  • Mechero

Pasos:

3.1. Corta la base de una botella de plástico. 

3.2. Calienta un destornillador y haz un par de agujeros en la tapa de la botella. Esto también puedes hacerlo sin el mechero, pero es más fácil con él. 

3.3. Coloca la botella boca abajo sobre la maceta y riégala. La planta tomará tanta agua como necesite. 

4. Bonita maceta

Necesitas:

  • Botella de plástico vacía
  • Cinta adhesiva crepé
  • Rotuladores (rosa y negro)
  • Cúter
  • Pintura en spray

Pasos:

4.1. Pega la base de la botella con cinta crepé y dibuja dos triángulos con la punta hacia arriba, algo separados entre sí. Corta la botella a lo largo del borde inferior de la cinta crepé. Los triángulos tienen que quedar en la base. Retira la cinta crepé de encima de los triángulos. 

4.2. Pinta el plástico con la pintura en spray blanca. ¡Píntale una carita y la maceta parecerá un gato!

Mira qué forma tan buena de reciclar las botellas de plástico vacías y evitar tirarlas a la basura. Además, de ahora en adelante podrás disfrutar de hierbas aromáticas frescas. El jardín vertical no solo es practiquísimo a la hora de cocinar: también es un elemento decorativo precioso. Además, podrás tener siempre cebolleta fresca, macetas individuales y tus plantas no se morirán cuando te vayas de vacaciones. 

Comentarios

Más de Nolocreo