7 inusuales trucos de limpieza

Cuando se trata de la limpieza, mucha gente jura que los remedios de su abuela son los mejores. Por otro lado, en el supermercado y en la drogería hay productos de limpieza para todo tipo de suciedad. Aunque a primera vista los siguientes 7 trucos de limpieza pueden parecer poco comunes, en realidad funcionan muy bien.

1. Manchas en la alfombra

Vas a necesitar:

  • Crema de afeitar

Se hace así:

Rocía generosamente espuma de afeitar sobre  la mancha sobre la alfombra. Frota la espuma y déjala actuar durante 10 minutos. A continuación, retira la espuma con un paño.

2. Costras pegadas a la estufa

Vas a necesitar:

  • Toallitas para secar
  • Agua

Se hace así:

Coloca las toallitas para secar en la placa y rocíalas con agua. Luego déjalas reposando unos 15 minutos. Por último limpia la suciedad con las mismas toallitas.

3. Herramientas oxidadas

Vas a necesitar:

  • 1 botella de cerveza

Se hace así:

Hay un truco muy simple para eliminar el óxido de las herramientas viejas. Vierte un poco de cerveza en un vaso u otro recipiente y coloca la herramienta dentro durante toda la noche. Al día siguiente, el óxido se habrá disuelto por completo.

4. Sartén quemada

Vas a necesitar:

  • Tallos de apio

Se hace así:

Corta el apio en trozos pequeños y hiérvelo con agua unos minutos en la sartén quemada. A continuación, podrás retirar fácilmente los restos quemados de la sartén.

5. Fregadero sucio

Vas a necesitar:

  • Kétchup

Se hace así:

Distribuye el kétchup generosamente en el fregadero sucio y déjalo actuar durante 10 minutos. Enjuaga el kétchup y todo brillará como si fuera nuevo.

6. Mosquitero sucio

Vas a necesitar:

  • Rollo quitapelusas

Se hace así:

Las mosquiteras se llenan rápidamente de moscas y mosquitos muertos. Para que no tengas que quitarlos con la mano uno a uno, simplemente usa un rodillo de pelusa. Pásalo por encima de la red y todos los insectos muertos se pegarán al rollo.

7. Base sucia de una olla

Vas a necesitar:

  • Papa
  • Sal

Se hace así:

Corta una papa a la mitad y sumerge el lado rebanado en un tazón de sal. Después frota la papa con agua sobre la base exterior de la olla. Te sorprenderás de lo rápido que se disuelve la suciedad.

A partir de ahora, las manchas en las alfombras, las ollas quemadas y el óxido ya no serán un problema en tu vida. Ahórrate el viaje al supermercado y prueba  nuestros extraordinarios trucos de limpieza.

 

Comentarios

Más de Nolocreo