Deposiciones: ¿con qué frecuencia es normal?

Las heces humanas están compuestas por un 80% de agua y un 20% de bacterias, residuos de alimentos no digeridos, secreciones intestinales y otros restos fermentados o putrefactos. Una persona produce una media de 55 kilogramos de heces al año.

La frecuencia de las deposiciones varía de una persona a otra. Algunas personas defecan tres veces al día, otras solo una vez cada tres días. ¿Pero qué es lo normal? ¿Y en qué momento se trata de estreñimiento?

Frecuencia de las defecaciones

Los expertos siguen sin ponerse de acuerdo sobre la frecuencia con la que se debe defecar. Desde tres veces al día hasta una vez cada tres días es normal y saludable. Según las estadísticas, alrededor del 33% de las mujeres y el 40% de los hombres defecan una vez al día. Una cierta regularidad es siempre una buena señal. Pero si no defecas durante un día, no es motivo de preocupación. Tampoco significa automáticamente que padezcas estreñimiento.

Sin embargo, si la deposición se retrasa varios días, es muy dura y va acompañada de molestias, los médicos apuntan al estreñimiento. En tal caso, hay que llegar al fondo de las causas. El estrés, los cambios repentinos de alimentación, la falta de fibra o incluso una enfermedad pueden ser la causa del estreñimiento. 

Atención: Si el estreñimiento va acompañado de hinchazón en el abdomen o náuseas, puede ser un signo de obstrucción intestinal. En este caso, se debe consultar a un médico lo antes posible. 

©Media Partisans

¿Cuánto tiempo tarda el cuerpo en hacer la digestión?

La digestión comienza en el momento en que se ingiere el alimento por la boca y termina con la evacuación. Por lo general, este proceso dura entre 24 y 72 horas. Si quieres medir el tiempo de digestión en casa, puedes ingerir un puñado de granos de maíz crudos y observar cuánto tardan en salir de tu cuerpo. 

¿Qué influye en la frecuencia?

La frecuencia con la que hay que ir al baño depende de muchos factores. La dieta juega un papel muy importante. Los alimentos que ingieres determinan la consistencia, el color y la frecuencia de tus deposiciones. Los alimentos ricos en fibra favorecen el tránsito intestinal, mientras que los alimentos ricos en almidón, como las papas, provocan estreñimiento. Si además bebes poco líquido, las heces se resecan y, por lo tanto, se dificulta su expulsión.

Además de la dieta, la edad, la medicación, la actividad física y la flora intestinal también influyen en la frecuencia de las deposiciones. Por otro lado, algunas personas simplemente tienen el intestino más largo, lo que hace que las heces se sequen antes de ser excretadas.

He Just Likes Flushing the Toilet

¿Está bien reprimir las ganas de evacuar?

Puede haber muchas razones para reprimir el impulso evacuatorio. Pero esto no es saludable. Según los médicos, si el impulso se ignora a menudo, puede provocar diversos problemas intestinales. Cuanto más tiempo permanezcan las heces en el organismo, más susceptibles son de fermentar y descomponerse. Esto no solo produce gases, sino también metabolitos (productos intermedios del metabolismo celular), que pueden ser absorbidos por la mucosa intestinal. A largo plazo, contener las ganas de ir al baño puede provocar flatulencia, dolor abdominal y estreñimiento.

Remedios caseros para las deposiciones difíciles

1. Líquido

Beber lo suficiente no solo es vital, sino que también ayuda a prevenir las heces duras. Los adultos deben beber unos 2 litros de agua o infusión sin azúcar al día.

2. Ejercicio regular

El ejercicio regular estimula la actividad intestinal. Esto permite al cuerpo procesar mejor los alimentos difíciles de digerir.

3. Fibra

Una dieta rica en fibra es el requisito básico para unas heces sanas. Los expertos en el tema recomiendan consumir 30 g de fibra al día. Los productos integrales, la fruta y las verduras garantizan unas heces saludables.

©Getty Images

¿Qué es la cacaforia?

La "cacaforia" es la sensación de euforia que se produce tras una evacuación especialmente satisfactoria. Según los gastroenterólogos, la sensación de alivio puede acercarse a una experiencia espiritual o a un orgasmo. Esto se debe a que una deposición grande expande el recto y estimula los nervios que producen una experiencia similar al orgasmo.

💩

Aunque ir al baño siga siendo un tema tabú, no debes avergonzarte de acudir al médico si tienes molestias o problemas. Una simple muestra de heces puede aclarar si hay alguna enfermedad detrás de los cambios repentinos en tus deposiciones.

¿Tienes problemas de digestión a menudo? Entonces puede que también te interesen estos artículos:

Fuentes: ladbible, apotheken-umschau, t-online
Imagen en miniatura: ©Media Partisans

Comentarios

Más de Nolocreo