El lado oscuro del papel higiénico húmedo: 4 motivos para no usarlo

A primera vista, el papel higiénico húmedo parece un invento muy práctico: huele bien, limpia bien y deja además una sensación agradable sobre la piel. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro: un uso regular de papel higiénico húmedo puede causar daños en la piel y también en las cañerías. 

Si bien el papel higiénico regular no huele tan bien, en muchos aspectos es sin duda la mejor opción. En este artículo te damos 4 motivos por los que deberías evitar el uso de papel higiénico húmedo. 

1. El papel higiénico húmedo no se disuelve

En el envase se informa que no hay problemas en tirar el papel higiénico húmedo al retrete. Muchos consumidores entienden por esto que el papel se disuelve en poco tiempo. Sin embargo, esto no es así. El papel higiénico húmedo está hecho de fieltro, un textil no tejido muy robusto que no se disuelve fácilmente en el agua. En las cañerías, los paños de papel se enredan entre sí y atrapan también pelos y otros residuos hasta que finalmente acabarán tapando los caños. 

Además: los paños de papel higiénico húmedo no son los únicos que causan problemas en las cañerías. También otros productos similares como las toallitas para maquillaje, para bebé o para polvo tienen consecuencias similares. ¿La solución? Muy fácil: no arrojes este tipo de productos en el retrete y arrójalos en la basura. 

2. El papel higiénico húmedo es costoso

Otro factor a tener en cuenta, sobre todo en los días que corren, es el precio. En comparación: por el precio de dos paquetes de papel higiénico húmedo con 40 toallitas cada uno comprarás (dependiendo de la marca) un paquete de papel higiénico normal con entre 8 y 10 rollos de 150 hojas cada uno. No es lo mejor para ahorrar, ¿verdad? 

©MediaPartisans

3. Contenido poco saludable

El papel higiénico húmedo se compone de un textil tipo fieltro que, además, se encuentra empapado en loción. El aroma agradable de la loción tiene orígenes algo alarmantes:

  • Parabeno: ayuda a extender el tiempo de conservación de las toallitas, pero puede tener efectos negativos en las funciones hormonales. 
  • Tensoactivos: la loción en la que los paños están empapados se compone de diferentes sustancias. Los tensoactivos hacen que estas sustancias se mezclen bien entre sí y activan también el efecto depurador. Sin embargo, estas sustancias pueden alterar los niveles de PH de la piel y dañar así su capa protectora. Por eso, las zonas limpiadas con papel higiénico húmedo son mucho más proclives a ser atacadas por bacterias, hongos, infecciones y eczemas. 

©MediaPartisans

  • Alcohol: el alcohol actúa como desinfectante y es un componente de las toallitas húmedas. A partir de un porcentaje de más de tres por ciento de alcohol pueden llegar a producirse daños en las células de la piel. 
  • Sustancias aromáticas: en lugar de proteger la piel, las sustancias aromáticas pueden generar alergias e irritar la piel. 

©MediaPartisans

Ya están disponibles algunos productos en el mercado que se encuentran libres de perfume, colorantes y alcohol. Antes de comprar algo, lee con calma los contenidos del producto (la lista la encontrarás en la parte posterior del envase). 

4. Doble de costos

Que las toallitas húmedas suponen muchos más gastos que el papel higiénico normal no solo tiene que ver con el precio del producto: también debes tener en cuenta los posibles gastos de plomería en caso de que se tapen las cañerías. Además, en caso de que se generen daños en las cloacas, esto supondrá también más gastos para tu ciudad o comuna, lo que, en última instancia, generará un aumento en el precio de agua corriente. 

¿Eres fanático del papel higiénico húmedo? Una alternativa entonces puede ser la de colocar un spray o loción con aceite para bebés, con la que puedas humedecer el papel higiénico normal. Esto tiene muchas ventajas: no hay contenidos poco saludables y no se taparán las cañerías. 

Y ya que estamos en tema, ¿por qué no te pasas por este artículo con ideas creativas para el papel higiénico

Fuentes: t-online, utopia

Imágenes en miniatura: ©Pinterest/Reader's Digest

Comentarios

Más de Nolocreo