Convierte tu mesa Lack de IKEA en un práctico lugar de almacenaje

 

Es el mayor deseo de todo inquilino de piso pequeño: más espacio. A muchos de ellos les encanta IKEA, pues la gigante sueca dispone de muchos muebles que ayudan a ahorrar espacio a un buen precio. Una de las grandes favoritas es la mesa LACK, pues esta se integra perfectamente en un apartamento de pocos metros. Pero no pasa mucho tiempo antes de que la mesa acumule cosas en su superficie y provoque el desorden. Pero con nuestro siguiente proyecto podrás resolver este problema. En un abrir y cerrar de ojos puedes añadirle un compartimiento escondido para guardar el mando de la TV y otros objetos. 

Necesitas:

  • 2 mesas LACK cuadradas 
  • Un cúter
  • Lápiz
  • Pegamento para madera
  • 4 listas de madera
  • Acrílico en pasta
  • Pintura en espray
  • 2 bisagras
  • 1 cerrojo

Instrucciones:

1. Dale a la vuelta a una mesa LACK cuadrada y dibuja con un lápiz un punto en cada una de las esquinas interiores de las patas.  

2. Quítale las patas y une los puntos entre sí con el lápiz. 

3. Ahora corta con un cúter la madera contrachapada al otro lado de la línea que has hecho con el lápiz. 

4. Saca la tabla de madera contrachapada cuadrada y resérvala para luego. Con la mano, saca el material que estaba debajo. 

5. Echa pegamento para madera bajo el borde de la mesa. 

6. Corta cuatro listones de madera para que quepan bajo el borde interior de la mesa. A continuación, deslízalos bajo el borde, donde se adherirán gracias al pegamento de madera que aplicaste previamente.

7. Esparce pegamento para madera en la superficie interior. 

8. Pega la tabla de contrachapado que antes cortaste y apartaste. 

9. Sella los orificios de los tornillos de las patas de la mesa y los bordes interiores con acrílico.

10. Colorea todo con espray. 

Repite todos los pasos anteriores con otra mesa del mismo modelo. 

11. Une las tablas de las dos mesas con las bisagras.

12. Cierra las mitades de la mesa y atornilla el cerrojo con el que podrás abrir y cerrar la mesa después.

13. Finalmente, vuelve a atornillar las patas y ¡ya está lista tu mesa personalizada de IKEA!

Parece más complicado de lo que es, ¿verdad? ¡Con la Lack de IKEA podrás solucionar tus problemas de almacenaje del futuro!

Comentarios

Más de Nolocreo