Ahorrar energía al ducharse: 3 consejos

Puedes ahorrar energía de varias maneras al ducharte. Por un lado, puedes utilizar menos agua. Por otro lado, también puedes ahorrar electricidad. Con solo 3 trucos, como una regadera de bajo consumo, se pueden reducir los costes hasta en un 90%. En muchos hogares, esto supone hasta 1.300 dólares americanos al año. Ahorrar energía es más fácil de lo que crees.

Ahorrar energía al ducharse: 3 tips

¿Ahorrar dinero en la ducha sin sacrificar la comodidad? Es posible, mantiene Klaus-Uwe Moll, profesor de Tecnología de la Universidad de Ingolstadt, Alemania. Y como mucha gente no sabe exactamente cuál es el potencial de ahorro, el profesor Moll se ha dado a la tarea de calcularlo.

Los tres factores más importantes para ahorrar agua y energía al ducharse son el caudal del agua, la duración de la ducha y la temperatura del agua. Los resultados presentados por el profesor son sorprendentes. Porque lo que mucha gente no sabe es que calentar el agua requiere de un gasto de energía muy alto.

Energie sparen beim Duschen – ohne Komfortverlust. 3 Tipps machen es möglich.
©MediaPartisans

Podrías ahorrar hasta el 90% del coste de la ducha si sigues estos 3 trucos:

1. Instalar un cabezal de ducha para ahorrar agua

Un cabezal de ducha de bajo caudal reduce el flujo de agua. Lo hace aumentando la presión del agua o mezclando aire con el chorro de agua. De este modo, se ahorra aproximadamente un 50% de agua en comparación con un cabezal de ducha normal.

2. Ducharte cada dos días

Hoy en día, la mayoría de las personas se duchan durante unos 10 minutos al día. Si te duchas solo una vez cada dos días y solo durante 5 minutos, el consumo de agua se reduce en un 75% más. Sin duda, seguirás estando limpio.

El cálculo intermedio es: 100 - (100 x 0,5 x 0,75) = 62,5.
De esta forma ahorras un 62,5 % solo en el consumo de agua.

2. Bajar la temperatura de la ducha

A muy poca gente le gusta tomar una ducha fría. Así que hay que calentar el agua para ducharse, y cuanta más agua se utilice, más energía se necesita para calentarla. El profesor Moll utiliza un ejemplo para ilustrar la cantidad de energía que se gasta al calentar el agua:

Para calentar 1 kg de agua a 30 °C, se necesita tanta energía como la de una grúa que levanta 1 tonelada de peso a 13 m de altura.

Si bajas la temperatura unos pocos grados al ducharte, ahorrarás una enorme cantidad de energía a lo largo del año.

©MediaPartisans

Ahorrar energía al ducharse es más que una cuestión de dinero

Si se combinan los 3 trucos, se puede ahorrar hasta el 90% de los gastos anuales en duchas. Para un hogar de dos personas, esto supondría hasta 1.300 dólares americanos, incluso más, sin tener que restringirte demasiado. 

Pero el cálculo del profesor de Tecnología tiene también una dimensión social. Si todos los hogares de un país con ochenta millones de habitantes redujeran su consumo de agua y bajaran un poco la temperatura de la ducha, se ahorrarían unos 33.000 gigavatios-hora de energía al año: una enorme contribución al medio ambiente.

Aquí puedes encontrar más consejos inteligentes para ahorrar dinero:

Fuentes: sueddeutsche, rtl
Imagen en miniatura: ©MediaPartisans

Comentarios

Más de Nolocreo