3 grandiosas ideas para tu jardín

Quien tiene un jardín sabe que es una fuente de alegría, en la mayoría de los casos. Pero un jardín siempre significa mucho trabajo. El mantenimiento no solo requiere mucho tiempo; también creatividad en la decoración. Las tiendas de jardinería se llenan hasta el techo de objetos a la venta. Pero es muy fácil diseñar cosas bonitas para el jardín tú mismo.

1. Gallina de cemento

Vas a necesitar:

  • Preservativo 
  • Cemento para manualidades
  • Cuerda
  • Cemento para modelar
  • Pintura acrílica

Se hace así:

1.1. Extiende un preservativo y vierte dentro el cemento ya preparado. Esto se hace mejor con una cuchara.

1.2. Anuda el condón y luego ata ambos extremos con la cuerda. 

1.3. A continuación, deja que el cemento se seque. Cuelga la "salchicha de cemento" estirada con las dos cuerdas para que más tarde la figura parezca el "cuerpo de una gallina".

1.4. Cuando el cemento se haya secado, retira las cuerdas y el preservativo. Con el cemento para moldear, dale la forma a la cabeza, los ojos, el pico, la cresta, la barbilla y las patas y píntalos con la pintura acrílica. Ya es hora de reemplazar a la tropa de gnomos del jardín.

2. Setas

Vas a necesitar:

  • Bol de metal
  • Pintura roja en espray
  • Pintura blanca en espray
  • Plantilla
  • 1 palo resistente
  • Tornillos y taladro

Se hace así:

2.1. Taladra un agujero en el fondo del recipiente metálico.

2.2. Pinta el bol con el espray rojo y haz una plantilla recortando círculos en una hoja de papel. Úsala para pintar círculos blancos sobre la superficie roja.

2.3. Coloca el bol sobre el palo grueso y fíjalo con un tornillo. La seta para el jardín está lista.

3. Flores de malla de metal

Vas a necesitar:

  • Malla de alambre
  • Pintura en espray
  • Pelota pequeña de plástico
  • Cuerda
  • Cinta adhesiva
  • Palo de bambú
  • Tijeras de jardinería
  • Alambre
  • Pinzas

Se hace así:

3.1. Rocía un trozo de malla metálica con pintura.

3.2. Enrolla un poco de cuerda alrededor de una bola pequeña y pégala con cinta adhesiva.

3.3. Coloca la bola en el centro de la malla de metal. La longitud de la cuerda que comienza en la bola debe ser lo suficientemente larga como para sobresalir del borde inferior de la malla de alambre.

3.4. Enrolla la malla metálica alrededor de la bola y gírala con firmeza en ambos lados de la bola para que se asemeje a un gran caramelo.

3.5. Corta la malla de alambre de un lado y saca la bola del otro lado (tirando de la cuerda).

3.6. Enrosca la malla metálica del otro lado y corta también aquí la parte que sobresale para obtener una bola.

3.7. Pinta el palo de bambú con pintura en espray. Ata un pedazo de alambre en el extremo del palo y pégalo con cuidado con cinta adhesiva.

3.8. A continuación, fija la bola de malla metálica al palo de bambú con alambre y cinta adhesiva. Rocía la cinta también con pintura verde. Esta bonita flor de malla de alambre está lista.

Así de maravilloso puede verse tu jardín. Las 3 ideas son geniales. El vecino de los aburridos gnomos de jardín echará sin duda una mirada envidiosa.

¿Te gustaría hacer el molino de viento que aparece en el vídeo extra? Haz clic aquí para ver los pasos.

Comentarios

Más de Nolocreo