Un práctico objeto decorativo con masa para modelar y una hoja de arce

El otoño es la época de las hojas doradas y también de las manualidades. Para este proyecto solo necesitas masa para modelar, una hoja de arce y un horno. 

Vas a necesitar:

Primero corta con el escalpelo una porción de masa para modelar y forma una bola con las manos. 

Después aplánala con el rodillo de madera hasta obtener un círculo de 1 cm de espesor.

Luego coloca la hoja de arce sobre el círculo y presiónala con los dedos hasta que los contornos se impriman en la masa. En este paso todavía no son muy visibles. 

Ahora entra en juego el palillo de dientes: utilízalo para quitar con cuidado la masa alrededor de la hoja y darle forma. No hace falta que dejes la forma del tallo. Luego, retira con cuidado la hoja de la masa.

Con la ayuda de un cúter, retira la hoja que acabas de modelar de la superficie de trabajo y colócala dentro de un bol previamente engrasado. El bol debe tener el tamaño suficiente para que los bordes de la hoja se curven ligeramente hacia arriba.

Mete el bol al horno a 125 ° C durante 25 minutos.

Espera a que el molde se enfríe y después saca la hoja modelada. Para que se vea más linda, aplícale la pintura acrílica metálica con un pincel.

Esta resplandeciente hoja no dejará indiferente a nadie y, al mismo tiempo, te será de mucha utilidad para almacenar joyas, maquillaje o llaves. 

Y por último, pero no menos importante, tu hoja dorada, a diferencia de una natural, sobrevivirá este y muchos inviernos más. ¡No te pierdas la oportunidad de hacerla!

Comentarios

Más de Nolocreo